Sobre productividad (resumen)

  El otro día os introducía el concepto de barbecho en el área de la productividad y lo bien que estaba llevando el desarrollo de mi proyecto. La vida es perra y se encargó de ponerme en mi sitio el día siguiente.

Todo esto dio lugar a un interesante intercambio de opiniones y conceptos. Me ha parecido interesante hacer un compendio de lo que se ha hablado y ordenarlo mínimamente. Además meteré algún comentario de propia cosecha, porque yo soy así y hay que quererme igual.

CONCEPTOS RELACIONADOS CON LA PRODUCTIVIDAD:

 

1. Concepto de ocio, como “tierra de nadie entre el deber y el placer que no procura satisfacción ni a corto ni a largo plazo”- Rafael Sarmentero.

roseypunto además añade que ella ha decidido renunciar al ocio e invertir en diversión. Muy buena decisión, porque sino parece que estás en tierra de nadie. Tendemos a hacer las cosas a medias. Trabajamos a medias, descansamos a medias, nos divertimos a medias y al final nos estresamos a enteras porque acumulamos deficiencias de intención por todos lados.

2. Ritmos (en este caso se ha hablado de ritmos nocturnos). Hace dos entradas os decía como yo tengo un ritmo circadiano desplazado hacia la noche, lo que hace que ciertas actividades mentales y creativas se me den mejor a cierta hora de la tarde-noche. El problema es el caos que provoca.

Por regla general y salvo que Drácula no sea leyenda, no hay nadie absolutamente nocturno. Nuestra especie es diurna, pero como todo en esta vida, los individuos nos distribuimos en una Campana de Gauss en la que la inmensa mayoría de las personas entran en la media y es lo que se considera normal, mientras que hay un número menor de individuos que se desplazan hacia uno u otro extremo.

Campana de Gauss
Si la media española de altura es de 1,73 el que midas 1,4 m o 1,90 m no te hace menos español, aunque sí atípico para este dato en concreto.

Yo necesito, de media, 9 horas de sueño para estar en mi máximo. Hay gente que con 6 horas están fantásticos. ¿Qué es mejor? Pues lo que le funcione a cada uno. Una cosa es la normalidad poblacional y otra es la individualidad.

Sea cual sea tu normalidad, un buen descanso es CLAVE para sentirse bien. Es lo más inmediato y poderoso que puedes hacer para mejorar tu salud y para tu productividad. Hay varios estudios que muestran como la salud de aquellos trabajadores con turnos de noche es peor que los que siguen un ritmo diario. A mí no me hacen falta estudios. Tan sólo unos días durmiendo mal y a deshora y les doy todo el crédito a esos estudios.

Hay varias hormonas que siguen un patrón de ritmo circadiano, es decir cuya actuación varían a lo largo del día y que se sincronizan con las horas de luz, y si lo alteras, alteras el equilibrio del cuerpo y aunque para el colapso tienen que darse ataques a varios pilares, te queda uno menos en pie. ¿Qué hacer entonces si eres más nocturno?

cortisol
El cortisol es una hormona que sigue un patrón de oscilación circadiana. Por la mañana sus niveles son más elevados que a última hora de la tarde. Como el cortisol es responsable de los niveles de energía, si los niveles son altos estaremos listos para la acción.

En mi caso, he redescubierto esa maravilla que en nuestro país llamamos siesta y aunque muchos rancios de otros países se rían con cierta superioridad y condescendencia de tan patrio hábito, lo cierto es que su efectividad está fuera de duda. En España somos por lo general más nocturnos que nuestros vecinos del norte y no es casualidad que la siesta esté tan arraigada aquí. Eso, y que los 46ºC que hicieron ayer en Sevilla no ayudan a que te de un ataque incontrolable de ser mega productivo.

En general, creo que se trata de adaptar nuestra idiosincrasia al mundo y circunstancias en los que tenemos que vivir para obtener lo mejor de cada mundo.

3. Técnicas clásicas de productividad:

Por un lado se ha hecho una crítica de los libros de productividad por estar demasiado centrados en recetas que en pautas generales. No soy dada a leer este tipo de literatura, pero imagino que siguen la misma pauta que otro tipo de libros teóricamente prácticos: te dan unas pautas milimétricas acerca de qué, cuánto y cómo tienes que hacer las cosas. No sólo provoca agobio, sino que a veces te preguntas cómo coño vas a hacerlo.

En el tema de los hábitos de salud como el de la productividad y en general en todo en esta vida lo que más funciona es adaptar y simplificar todo lo posible.

En igualdad de condiciones, la explicación más sencilla suele ser la correcta

Navaja de Ockham

Los consejos generales van bien para obtener una guía que explorar, un marco de referencia, pero no se debería seguir al pie de la letra (o sí, dependiendo de si encaja con tu forma de funcionar). Esto nos lleva a otro concepto que se comentó: parálisis por análisis.

Creo que enzarzarse en encontrar la receta perfecta es sólo una manera de perder el tiempo y creerse que estás haciendo algo, cuando no es así. Todos lo hacemos o lo hemos hecho en algún momento. Es mejor salir ahí fuera, experimentar, errar, y vuelta a empezar.

En mi caso, el ponerme el traje de científica loca hace que disminuya la ansiedad, por no conseguirlo todo a la primera, ni a la segunda, ni….en fin, que la ciencia es 99% de ensayo-error. Por otro lado, aumenta la diversión. No son fracasos, son resultados de tu experimento y merecen todo tu respeto. Luego expones tus resultados, alguien los dilapida, discutís otras maneras de aproximar el problema, y lo que es un pequeño paso para el hombre, se convierte en un gran paso para…sí, vale, lo dejo 🙂

4. Antitécnicas de productividad: gestionar la energía, no el tiempo.

Desde que estudié el concepto de energía en física y química del instituto, todas sus variables me han fascinado y he ido recopilando pruebas que corroboran lo que ya dicen las correspondientes leyes: “todo tiende al mínimo estado de energía y al máximo de entropía (desorden)”. No por ordenar tu casa muy a fondo se mantiene limpia por más tiempo. Es mejor dedicarle menos energía y de forma más estratégica. Como además la energía ni se crea ni se destruye, sino que es la que es, se hace imprescindible hacerse un experto en economía de recursos.

En contraposición con la rigidez de las normas clásicas de productividad, se introdujeron varios conceptos:

  • Técnicas GTD de productividad. No lo conocía y no sé si estaría bien clasificado aquí, pero por lo que he leído someramente, se trata de liberar tu memoria de trabajo para que a lo que sea que te vayas a dedicar, lo hagas con el máximo de tus capacidades. La memoria de trabajo vendría a ser la memoria RAM de tu ordenador.
  • La aleatoriedad y sus efectos positivos en sistemas biológicos, sociales, económicos y los efectos negativos del exceso de regularidad (concepto desarrollado por Nassim Nicholas Taleb). Libros recomendados: Cisne negro y Antifrágil.
  • Efectos del aprendizaje espaciado y su efecto sobre la memoria (Robert Bjork).

roseypunto describe como ella divide las tareas en bloques que pueden ser o no, en el caso de estudios, temas y a cada uno le da una frecuencia. Además, hay días que estudia 12 horas, otros 2, 8, etc. No tiene hora de inicio, pero a ella le sirve para controlar la monotonía que le agobia.

  • El poder del pleno compromiso (Loehr y Schwartz): hay que gestionar la energía y no el tiempo, a través de las distintas áreas vitales (física, emocional, mental y espiritual).

Me ha sorprendido bastante este punto porque me doy cuenta de en los últimos meses justamente he estado trabajando precisamente en la regulación de estas partes. Puesto que mi nivel de energía era nulo, he empezado por lo más básico, la energía física y mental. Cuando esto lo he ido controlando, ahora veo que apenas tengo técnicas para equilibrar mi parte emocional. Y por ahí se cae el chiringuito. Scheisse Mann!

Las analogías con el deporte son mi perdición, y como además siempre me he inclinado por el deporte de resistencia he tenido mucho tiempo para pensar cómo un entrenamiento se asemeja a muchas otras facetas de la vida. La analogía que propone homomínimus me parece terriblemente acertada, aunque veo que quedan flecos sueltos, aunque no creo que sean intencionados, sino una manera de simplificar. Le daré una vuelta y a ver si saco algo de provecho para una entrada.


Estos últimos puntos me parecen muy interesantes y puesto que revisando en mi diario de experimentos vitales veo que tengo varios resultados preliminares que corroboran dichas teorías, y además me parecen muy lógicas y sencillas, les voy a dedicar algo más de mi atención.

Anuncios

2 comentarios en “Sobre productividad (resumen)”

Los comentarios son amor, así que, ¡Ama!... :-) ¡Gracias!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s