2. OB Pilar 1: La importancia de dormir para aprender

En la entrada anterior dedicada al descanso, hacía mención acerca de cómo durante el sueño el cuerpo se dedica a detoxificar todo lo que se ha producido durante el día. Por norma general esto implica sustancias que comemos y que tienen que ser detoxificadas por el hígado, así como hormonas que han realizado ya su función y que tienen que ser degradadas y expulsadas por el cuerpo.

Dormir, como creo que dejé claro, es esencial para el buen funcionamiento del cuerpo, para evitar que esas toxinas pululen más tiempo del necesario por las células y provoquen daños irreversibles (mutaciones del ADN que pueden provocar diferentes enfermedades, entre ellas, el cáncer).

Dormir limpia tu cerebro y te hace funcionar de forma más eficiente

Pero dormir es también esencial para el buen funcionamiento del cerebro. El cerebro es el órgano del cuerpo que en relación a su peso, consume más energía para funcionar. Durante el día se producen también toxinas, por el simple hecho de estar despiertos y funcionar.

Cuando dormimos las células del cerebro disminuyen su tamaño, se encogen, con lo cual se incrementa el espacio entre ellas. Así se puede “lavar” mejor, arrastrando las toxinas que están entre estos espacios.

Para hacerlo un poco más gráfico. ¿Alguno habéis estado en la Feria de Sevilla? ¿No? No importa. Cualquier ciudad funciona igual. Durante el día va un porrón de gente, apenas puedes andar por la calle. La gente va tirando sus desperdicios y la cantidad de porquería que se va acumulando, llegada la noche, es bastante importante. ¿Cuándo creéis que el servicio de limpieza limpia las calles de esta ciudad provisional? Efectivamente, por la noche. Aunque haya alguien, la gente que queda no impide el buen funcionamiento de la limpieza. Hay espacio y los camiones y operarios de limpieza pueden circular de forma fluida por la calle y retirar toda la basura. Hasta el día siguiente, donde aparecerán muchas personas y vuelta a empezar. Si la gente no se fuera a dormir, o si la fiesta no parara o se obligara a abandonar el recinto a cierta hora, la porquería se iría acumulando y para una semana que dura la Feria, la cantidad de inmundicia sería insoportable. Si esto durara más, habría problemas de salud pública.

El cerebro hace lo mismo. Durante el día, las células están en todo el medio y dicha limpieza no se puede llevar a cabo. Es necesario que las células se retiren y encojan, como un perrito hecho ovillo cuando duerme, para que se pueda limpiar la porquería.

Si eso no sucede, es decir, sino duermes lo suficiente, estas toxinas harán que no puedas pensar con claridad. A corto plazo hace que no rindas tan bien en el trabajo, que en los exámenes no saques todo tu potencial, etc. A largo plazo, los efectos son mucho más perniciosos: dolores de cabeza, depresión, enfermedades del corazón, ansiedad, diabetes y en definitiva compras tickets de sobra para que la lotería de morir pronto y de forma dolorosa te toque.

Mientras duermes estás aprendiendo

Además, cuando duermes, el cerebro se pone a reorganizar la información que contiene. Elimina la información poco importante, y fortalece esas áreas que necesitas o quieres recordar.

Durante el sueño, el cerebro se dedica a ensayar lo que has estado aprendiendo durante la vigilia. Si has estado estudiando, se dedica a repasar lo que has hecho yendo una y otra vez por los patrones neuronales que se han creado al aprender algo nuevo. Todos sabemos que cuanto más repetimos algo más fácil se torna su realización.

Sería como ese camino intransitado en medio del campo. Todo es vegetación. Pasas por ahí una vez y quitas la maleza para crear un mini camino que haga que el tránsito por ahí sea más fácil. Pero lo cierto, es que cuanto más pases por ahí, más se despejará de vegetación y más claro será ver el camino. Si no lo transitas suficientemente, la vegetación crecerá de nuevo y el camino seguirá sin verse.

Cuando duermes, tienes quien pase por el recién camino y siga acomodándolo, haciéndolo cada vez más transitable. Esto, para que quede claro, está reforzando lo que has aprendido. Es decir, mientras duermes, estás estudiando. Estás siendo productivo. Estás siendo una puta máquina de aprender. Duerme más, estudia menos y mejor.

Además, dormir te ayuda a encontrar soluciones a problemas complejos y para los que aún no tienes una respuesta. Eso ocurre, porque mientras duermes se desactiva la corteza pre-frontal del cerebro y por tanto tu tú consciente. Esto permite que otras áreas del cerebro se comuniquen mejor y de forma más fácil. Esto hace que se pongan sobre la mesa y a debate diferentes posibles soluciones.

Sería algo así como que de día el cerebro más productivo se encuentra al mando. Es el que se encarga de dar órdenes a diestro y siniestro a todo el cuerpo para que todo se mantenga bajo orden. Durante la noche, este jefe descansa y la parte más bohemia y creativa del cerebro funciona.

El jefe se va a dormir y los trabajadores, que de día son simples currantes quedan para debatir. Son los Einstein que habitan en tu cerebro. De día trabajan en una aburrida oficina de patentes y de noche dan rienda suelta a su inteligencia.

  Una charla de intelectuales de diferentes áreas de conocimiento que bajo la luz tenue de una lámpara que cuelga sobre sus cabezas, sus gafas modernito-intelectuales y un montón de humo de sus cigarrillos, exponen las diferentes teorías que tienen y divagan y debaten sobre ellas. Por lo general relacionado sobre algo que ha surgido sobre la jornada laboral. Lo hacen por el simple placer de hacerlo, para ver donde llegan sus delirios de intelectualoides.

A esto se le llama el trabajo difuso. Conectar ideas o pensamientos separados. Para cualquier aprendizaje complejo es necesario. Generalmente como funciona mejor es tras un trabajo intenso y enfocado ya que así le das a tu cerebro material sobre el que realmente quieres aprender o encontrar soluciones. Das una temática a la reunión.

Así que la mejor manera de aprender o encontrar la solución a algo complejo es dedicarse a ello de forma enfocada antes de irse a dormir o de tomarse una siesta.  Por lo visto (y yo lo hacía de pequeña), le puedes decir al cerebro: quiero soñar sobre esto y esto incrementa las probabilidades de darle una temática a ese grupo de personajillos y que efectivamente se dediquen a divagar sobre esto y se incremente de forma drástica tu habilidad de encontrar soluciones a problemas complejos y de entender lo que estás intentando aprender.

A Spaniard naps in Valdeavellano, near Soria.
Foto: Ignacio Pérez Díez/Flickr Vision

Así que, no me seas guarro higiénicamente deficiente y limpia bien tu cerebro. Todos te lo agradeceremos. Y cuéntanos tus ideas geniales tras dicha limpieza. ¡Ah! ¡Y reivindica la siesta! Mira con desdén a quien no la realice y es que la siesta es para los seres superiores.

Fuente: “Learning how to learn”- San Diego University (Curso online gratis en Coursera).

Y ahora, con vuestro permiso, me voy a echar una siesta.

Anuncios

2 pensamientos en “2. OB Pilar 1: La importancia de dormir para aprender”

  1. No había comentado pero me parece interesantísimo este tema y uy real. Dormimos muy muy poquito en general. Yo he notado muchos cambios a raiz de comenzar a tener mejor “higiene” en el sueño. Está bien saber los motivos.

    Me gusta

    1. Sí Cigi, es MUY importante. Siempre he sido medio marmota, pero gracias a un amigo me di cuenta de otros aspecto de la higiene del sueño y descanso en general de lo que no me daba cuenta. Empecé a meditar sobre ello, qué hábitos tenía de más pequeña, en qué momento cambiaron y poco a poco los estoy cambiando. Debo decir que el prohibir la entrada de aparatos electrónicos (ordenador, móvil, etc) a mi área de descanso (habitación), así como desconectar aparatos electrónicos una hora antes de irme a dormir y otras rutinas han tenido un efecto DRÁSTICO e inmediato no sólo en mi calidad de sueño, sino en mi humor y niveles de energía del día siguiente. No obstante, no siempre es fácil mantener estos hábitos, pero el experimentar con ellos y darse cuenta de su importancia y efectividad es sin duda el primer paso. Empiezas a comparar cómo es un buen descanso de uno regular o malo y decided que no hay color.

      Me gusta

Los comentarios son amor, así que, ¡Ama!... :-) ¡Gracias!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s