Próximamente en sus pantallas amigas

  Regresará vuestro blog favorito. Ejem, ejem.

 ¡Es éste!, que hay que explicarlo todo. Bueno, vosotros asentid y ya, que yo así soy feliz.

 Ciertamente el parón ha resultado más que necesario. Funciono de una forma algo particular y vi que en Septiembre me descarrié un poco y entré en bucle. No pasa nada, nadie dijo que esto iba a ser fácil. Simplemente tuve un atasco de papel en la bandeja de entrada (demasiadas cosas a procesar y mi cerebro empezó a dar chispazos).

Replegué velas y me fui con el chiringuito a otro sitio, más íntimo, más informal y ahí pensé en voz alta, pero en intimidad. Hasta que se sacan conclusiones de nada, se puede llegar a sacar mucha basura, y yo, que soy Capitana Planeta por derecho propio, estoy bastante en contra de la contaminación ambiental, la emocional incluida.

  Ahora, estoy en otro punto diferente al que estaba hace un año, aunque soy consciente de que me queda camino. Intuyo que más o menos hasta que me muera, minuto arriba, minuto abajo, que esto de la vida es un aprendizaje continuo. Así que intento relajarme y disfrutar de las vistas y tomarme un algo en medio. Para alguien como yo, eso ya es todo un reto, pero ahí estamos, a veces con más pena que gloria, pero pasito a pasito.

  En mis temas de ratona de biblioteca, ya no estoy tan obsesionada con el estrés y toda la bioquímica involucrada, aunque es un tema que me ha abierto los ojos y fascinado por igual. Ahora, me he adentrado en el maravilloso mundo del microbioma. Igual algún día os doy la brasa. Bueno, seguro que os doy la brasa. El tema es apasionante y se están descubriendo cosas que creo pueden revolucionar muchos ámbitos relacionados con la salud en los próximos años. Estad al loro que creo que no dejará a nadie indiferente (le pondré un aire un pelín sensacionalista y grandilocuente, como es usual en mí, que sino se me os quedáis dormidos).

 Sin embargo, habiendo alcanzado una mínima destreza en eso de equilibrar la actividad y tener hábitos saludables (dentro de los límites que tengo ahora mismo, no estoy ni de lejos en mi forma física de antaño, pero no desespero), ahora los temas que me toca lidiar son más emocionales. Ahí, uno detrás de otro. Me doy cuenta de patrones y ahí estoy, escribiendo como una condenada para luego poder analizar y ver qué lo dispara. Siendo brutalmente honesta conmigo misma y recibiendo input que no siempre me gusta, pero que si me sirve para ver otros puntos de vista, bienvenidos son.

 También estoy explorando una vía más espiritual y que me dé un poco de esa paz que tanto anhelo. El mundo es como es y no voy a venir yo a cambiarlo y aunque moriré sin resignarme a la pasividad, lo cierto es que estoy buscando vías de escape positivas a esas ansias de hacer algo, de buscar un sentido, así como estrategias no destructivas para poder lidiar con ese dolor vital. Me doy cuenta de que es algo muy inherente a mi personalidad y que no soy ni la primera ni la última que pasará por ello. Hay muchos que se han quedado por el camino, pero otros han aprendido a lidiar con ello. Mi misión es analizarlos, imitarlos o al menos ver cuáles de sus técnicas me pueden servir a mí.

  Es un camino doloroso, se me antoja tela de lento, pero sí que veo ciertos cambios. No lo rápido que yo quisiera, pero en fin, tampoco hay que ponerse exquisitos. Respeto el ritmo y confío. No me queda otra, en cualquier caso 😛

  Mi intención es escribir una vez al mes o menos, pero siempre si tengo algo que considere que pueda ser interesante para otra persona que pueda estar pasando por lo mismo y que no haya dicho. Algunos de los temas no son fáciles de tratar y a veces me faltan las palabras que me sobran para otras cosas. Intentaré ser lo más clara posible y espero que algo de lo que diga pueda resultar tan revelador como me ha resultado a mí. Aún así, no tengo recetas mágicas, ni tengo respuestas para muchas cosas. Sigo picando piedra.

 Nos vemos, muchachada.

P.D. Abro de nuevo los comentarios. La política de comentarios será expuesta en alguna pestañita de este blog en algún momento, pero hago un adelanto: no toleraré faltas de respeto, ni hacia mí, ni menos aún hacia otros lectores-comentaristas. Una cosa es que yo diga más tacos que un camionero y otra muy distinta es faltar el respeto o directamente insultar. No me importan los comentarios ácidos, las irreverencias y en definitiva que cada cual se exprese tal y como lo sienta en un determinado momento, pero antes de darle al botoncito, hacer un poco examen de conciencia y revisar si hay mala hostia gratuita. Igual habría que plantearse qué de lo leído ha provocado tal reacción. Igual no soy yo. Igual eres tú. Digo. Igualmente, como nadie es perfecto y yo menos, entiendo que a veces se nos enciende la mano y se nos suelta el teclado. Shit happens. Pero que sepáis que voy a sacar mi vena ultranazi-censora. Como dictadora de este chiringuito, es lo que hay. Al que no le guste, hay cientos de miles de blogs pora ahí. 🙂 Grasias de hantevraso mes amis.

Anuncios

2 comentarios en “Próximamente en sus pantallas amigas”

  1. Hola!

    Me alegra que vuelvas porque acabo de descubrir tu blog y me encanta. Me identifico mucho, no solo por tu viaje personal sino por tu forma de hablar, no se, se me hace íntimamente familiar.

    El domingo pasado (el mismo día que volviste a dar señales de vida por lo visto!) publiqué un recopilatorio sobre “Cómo crear tiempo” e incluí un link a tu artículo sobre la Técnica del Barbecho que me enamoró. Yo funciono así también, y es un alivio leerte 🙂

    Tengo una duda, no sé como te llamas, quise mandarte un email pero no encontré manera… Supongo que está hecho así a posta, ¿se te puede encontrar en algún otro sitio por la red?

    Espero que vuelvas pronto
    Un abrazo!

    Me gusta

Los comentarios son amor, así que, ¡Ama!... :-) ¡Gracias!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s