Feliz Supervivencia a la Navidad

Estos días son típicos de felicitaciones. La gente se vuelve así como un poco tierna, rayando la hipocresía (ejem) y dejándose impregnar del buenrollo navideño. Más vale que eso que nada, hay que ser positivo.

 

Luego están los que rodeados de familia, amigos, sentimientos de alegría que se instalan en tu corazón y te dan calorcito te felicitan y te dicen que disfrutes de eso mismo. En su burbuja de mundos de yupi se olvidan que hay gente que no tiene tanta suerte.

 

Porque, ¿qué pasa con todas esas personas que no tienen de eso? ¿quién se acuerda de ellas?

 

Si tú eres de las personas que sufren por Navidad, de las que estas fiestas sólo traen desasiego, bien sea por los que ya no están, por los que se fueron, por los que nunca estuvieron o por los que no supieron estar.

 

Sé cómo te sientes. Si ya es fácil sentirse alienado en la época de facebook donde todos son su mejores versiones y parece que viven la vida loca todo el rato, mientras tú lidias con tus miserias, con tus soledades, con tus luchas inmensas y a la vez cotidianas, las Navidades es ya como la estocada final. Y si vives en el Hemisferio Sur, aún, el verano mata la melacolía, pero si encima vives donde no hay luz, vas a tener que echar mano del kit de supervivencia.

 

Sabes que la putada más grande es que te sientes un alien en otro planeta, galaxia incluso y sabes que  hay mucha gente que no puede sentir siquiera como te sientes.  Es una sensación tan ajena como la tuya de sentirse en casa, protegido, en paz. Tampoco les quieres joder la fiesta, así que intentas ponerte el disfraz de que todo está bien, aunque cada año pesa más

 

Pero ¿sabes? Tu familia eres tú. Y sí, no es tan bullicioso, y demás, pero si aprendes a soportarte, a cuidarte, incluso a quererte, no van a haber mejores fiestas. ¿Sabes lo que es no aguantar al cuñao diciendo machunadas? ¿Los gritos, las preparaciones, las prisas? ¿Tener que ir a casa de los suegros, esos que no soportas? Si te apetece te puedes quedar hasta las tantas durmiendo, pedirte algo en el chino de la esquina o directamente prepararte un bocata de nocilla y quedarte viendo series hasta el fin de los días.

 

Todo tiene su parte positiva, hay que saberle darle la vuelta a una situación, por mucho que cueste.

 

Pero si te gusta la Navidad y no tienes familia, sé tu mejor amigo, sé tu familia. Y ponte manos a la obra. Según tu nivel de odio-el-mundo-no-puedo-con-mi-vida y la energía asociada, haz algo según tus posibilidades, pero haz algo.  Te doy unas cuantas ideas:

 

  • Un paseo en la playa o parque más cercano. La Naturaleza nunca decepciona. Deja que los rayos del sol te dejen más suave que si te hubieras fumao dos porros. Nunca subestimes the power of nature 😛 Palabrita de bioloka.
  • ¿Estás suscrito al gimnasio? ¿Ese caro que tiene de todo? Fantástico, vete directamente a la sauna. Canela fina. Hoy sudas pero de gusto. Alternativa es tomarte un baño espumoso y altamente contaminante. Otro día ya si eso luchas por el cambio climático o compensas el exceso de hoy 😉
  • Tómate un desayuno por todo lo alto en ese sitio chulo que siempre quieres ir pero que nunca vas.
  • ¿Te has dado cuenta de ese adorno navideño súper cutre y que tiene lucecitas en el súper? Es hipnótico, ¿verdad? Pues, ¿A qué esperas? ¡¡¡¡¡¡Cóoooompralo!!!!!! Si te gusta decorar, tienes permiso para decorar como si tuvieras 8 años. Como no va a venir nadie a tu casa, poco te tiene que importar el dudoso gusto del circo que vas a montar (no es que te tuviera que impotar, pero you know, da vergüencita). Pero a ti se te va a enamorar el alma cada vez que lo veas y te vas a poner a cantar “All I want in Christmas is you” con cepillo en mano y mirándote en el espejo 😉
  • Déjate notitas chorras por la casa, cuelga chocolates de esa planta que tienes moribunda (podrías regarla, sería una opción) y cómete uno cada día, o dos…
  • Vete al súper y búscate los ingredientes de una súper cena nutritiva, rica y ponle el toque personal. Velitas, servilletas navideñas. No escatimes.
  • Hoy es un día ideal para ver pelis ñoñas. Una de mis prefes de navidad es Love Actually. Sí, si eres un tío dirás, menuda moñada. Pues mira, más de uno me ha dicho que han soltado la carcajada y que les ha molado. Humor británico, baby, en un a peli ligerita, justo lo que necesitas en un día como este. Los británicos son los putos amos en hacer chiste de desgracias, por eso lo llaman humor negro. Combinación ideal. No quieres ver dramas, documentales, ni cosas sesudas. No, no quieres. Ya podrás ser intelectual y cool el resto del año.
  • Y si nada de esto te apetece o tu estilo es otro, adáptate. Ahora, independientemente d elo mal que te sientes, hay unos básicos que tienes que hacer y son: levantarte, ducharte, hacer cama, recoger casa, y dar un paseo. Ya luego si eso, descansas. Pero toda conquista empezó por un paso. Encuentra el tuyo. Empieza por el mínimo y acuérdate: un paso detrás de otro. Sin prisa. Sin pausa.

 

Y recordad que somos legión. No eres el único que se siente así. Unámonos, juntémos fuerzas. ¡Conquistemos el mundo!

 

 

Feliz Navidad, campeones.

 

 

 

 

Anuncios

Los comentarios son amor, así que, ¡Ama!... :-) ¡Gracias!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s